HACERSE INMORTAL CON PIRÁMIDES

A nadie le gustaría vivir eternamente sufriendo, ni en la decrepitud de la ancianidad, ni estando enfermo. Pero a todos nos gustaría no morir nunca si disfrutamos de salud perfecta eternamente. El primer paso y condición fundamental para retardar la vejez y prolongar la vida, es preservar la salud. Tenemos la clave y tecnología para esto. Sin una buena salud, jovialidad, energía vital y felicidad existencial, no sólo no es posible en el sentido estricto, sino que no tendría sentido alargar la vida padeciendo dolores y enfermedades. Nadie querría vivir largamente estando enfermo e infeliz. Las condiciones psicológicas son un factor que sabemos manejar y modificar para que hagan de la vida algo que merezca ser experimentado por largo tiempo, ya que todas las enfermedades tienen su origen etiológico o como detonante, en problemas psicológicos. De modo que tenemos dos claves fundamentales a nuestro alcance y somos conscientes de la Revolución a la que nos referimos y estamos realizando, que implica una forma de dormir y de vivir muy diferente, absolutamente incomparable con todo lo anteriormente conocido.

El átomo

1) La clave de la longevidad para alcanzarla con excelente salud física (sin desmedro de la importancia del ejercicio físico y una alimentación sana) la hallamos investigando física cuántica y el campo magnético de la Tierra, en interacción con la forma piramidal. Es decir que preservamos la salud merced a todos los beneficios de las pirámides, y al mismo tiempo prolongamos la vida celular, con lo que en conjunto, podemos vivir muchos más años, pero además sin los achaques y enfermedades que hacen sufrir a tantas personas. Larga vida y de excelente calidad... Ese es el resultado de nuestro trabajo, sin desmedro también de los resultados obtenidos por los alquimistas que comprenden la realidad de ciertas prácticas (tema que no podemos desarrollar aquí). Para el usuario común, lo ponemos mucho más fácil.


Sin
excesos
energéticos,
sin drogas, sin
"medicamentos",
sin técnicas invasivas
ni cirugía plástica, sin sueros
raros, sin agregar hormonas a
nuestro cuerpo, sin tomar elixires.

Consultorio piramidal Alex Orbito

2) La clave de la salud mental y emocional la alcanzamos mediante la instrucción sobre la Catarsis, ya que tener salud física óptima requiere un buen grado de equilibrio emocional, es decir de una salud psicológica coherente con el bienestar físico. En esta parte sólo podemos dar la instrucción del método, pero corresponde a la voluntad de quien quiera prolongar la vida, realizar los ejercicios allí descritos para comenzar a vivir una vida psicológica sana, lo que a veces requiere hacer grandes cambios interiores y algunas veces cambios importantes en el medio social.

Libro Catarsis Cátara

Evitar la vejez, que sería la clave maestra para alargar la vida, es algo cada vez más cercano. Y nosotros estamos varios pasos por delante del resto de la ciencia. La gerontotemia o vejez no es otra cosa que una paulatina degradación del ADN por deficiencia genética (la falta de alguna enzima o cierta proteína que proteja sus telómeros de la oxidación), aún no se ha encontrado el gen que provea esa cualidad natural faltante. Sin embargo sabemos que tal deficiencia permite al oxígeno emanado como resultado de las transformaciones gaseosas en las mitocondrias, hacer daño al propio ADN mitocondrial, al nuclear y a todas las moléculas de ADN, así como estos radicales libres producen daño en las membranas celulares y mucho más. Las mitocondrias son el "sistema digestivo" de las células y como resultado de sus transformaciones energéticas, los radicales de oxígeno (singuletes, OH y otros) son liberados y resultan deletéreos para la célula. El promedio de oxidación del ADN en combinación con los daños celulares (también por causales oxidantes) dará como resultado el promedio de envejecimiento orgánico. El promedio de éste dará como resultado el promedio de envejecimiento integral. Pero si un órgano es más afectado que el resto y presenta disfunciones, se romperá el equilibrio homeostático por uno o por varios factores y habrá una muerte prematura.

Si bien no podemos aún prolongar la vida mediante el reemplazo del gen faltante, ese "Fruto del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal", que por ausencia nos hace mortales, podemos alargar la vida mediante un barrido muy rápido y constante de radicales libres. Con esto no conseguimos la tan deseada vida eterna y perfecta, no logramos (todavía) alcanzar la inmortalidad, pero nos acercamos mucho, porque lo que sí logramos -entre otros efectos saludables- es reducir en un porcentaje muy alto la incidencia de oxidación en el cuerpo, de modo que:

A) El envejecimiento celular por oxidación se ralentiza al extremo de permitir a las células vivir el máximo tiempo que permita su potencial genético. Además de reducirse la oxidación hasta la casi nulidad mientras se permanece dentro de la pirámide, el ciclo de floculación citoplasmática se alarga de los pocos minutos de floculación normal, a horas, con lo que las células envejecen a un ritmo mucho menor y por consecuencia, también se retarda el envejecimiento del conjunto orgánico.

B) A mayor longevidad celular, la función homeostática general es más espontánea, inmediata y equilibrada, por lo tanto disminuyen considerablemente los riesgos cardíacos, desbalances energéticos, altibajos funcionales por factores internos y ambientales y las disfunciones orgánicas por diferencias térmicas o de presión atmosférica.

C) El sistema endocrino vuelve a trabajar como cuando somos adolescentes o adultos jóvenes, generando de modo armónico y completo las substancias que debe producir, con una calidad molecular perfecta, ya que además de los efectos correctores del orden cuántico, la vida celular prolongada reactiva muchas funciones que se encontraban decadentes, justamente por las deficiencias celulares y las malformaciones moleculares subsecuentes. Cuando se empieza a usar pirámides para vivir o dormir siendo niños o adolescentes, estas funciones glandulares tienen ciclos extremadamente largos y además de corregir algunos problemas congénitos o emergentes, como el acné infeccioso, se previenen las dolencias degenerativas, reumáticas y otras. Así que prolongar la vida comenzando desde edad más temprana será lógicamente más fácil. Hacerse inmortal, si esa es la finalidad del individuo y sigue la disciplina alquímica correspondiente, será más factible si se cuenta con una excelente salud desde joven y no se ha producido la decadencia integral orgánica que causa la gran oxidación constante.

Todo esto sólo por el efecto antioxidante, sin considerar aún los muchos otros efectos de la forma piramidal correctamente aplicada, que podemos ver en beneficios de las pirámides que estamos probando de modo continuado desde 2001 en que fabricamos la primera Piramicama segura, con materiales adecuados como para garantizar por escrito la ausencia de efectos colaterales indeseables.

Primera Piramicama

Luego de más de un año de pruebas en otras personas (las nuestras se iniciaron varios años antes) vinieron las pruebas en nosotros mismos de un modelo mucho más potente. El modelo Hércules, que es comparable al mejor yate de lujo, porque "navegando" durante el sueño, lleva ya muchos usuarios "inválidos de por vida" recuperados y haciendo vida normal, con el secretismo lógico de quienes cobran al Estado pensiones por enfermedad... Nuestra Política de Privacidad nos impide rotundamente dar datos y la Ley nos ampara y obliga a ello, aunque es un serio obstáculo para poder mostrar al público los resultados.

Así que el mejor yate de lujo es apenas un juguete, un capricho, en comparación con los resultados del modelo Hércules.

Pirámide mejor que un yate de lujo

DE LA FICCIÓN A LA REALIDAD DE LA INMORTALIDAD

Imagina que te mantienes joven, sana (o sano), que no envejeces o lo haces tan lentamente que tendrías todo el tiempo del mundo para aprender de todo, aprender a vivir feliz, realizar todos tus deseos y proyectos. Algunas novelas exponen el asunto de modo que el protagonista alcanza la eterna juventud, o nace inmediatamente como joven adulto un momento después de morir, etc. y como en la más antigua crónica sobre la inmortalidad: La Epopeya de Gilgamesh, el inmortal sufre "horrores" por la muerte de los seres queridos. Pues eso no es discutible, pero... ¿Cuánto tiempo sufriría un inmortal por la muerte de los demás?

Una persona cualquiera experimenta la muerte de sus abuelos, luego de sus padres y en muchos casos, la de sus amigos y hermanos. El que busca hacerse inmortal puede que experimente la pérdida de sus hijos, aunque raramente estas personas los tengan. Y si ha alcanzado la inmortalidad o al menos una longevidad considerable, merced a su propio esfuerzo, a su propia disciplina, a sus propias inversiones de tiempo, dinero, estudios, investigación, mientras los demás se dedican a sobrevivir sin desear semejante logro... No es que la gente longeva se haga insensible ni mucho menos, como se suele presentar en la ficción, pero no sufrirán tanto como presentan los escritores de ciencia-ficción. Hay ejemplos de árabes, chinos y rusos que han alcanzado más de ciento cincuenta años, pero con ello no se han vuelto insensibles, sino más sabios. Profundamente más sabios y felices, porque si algo le falta a la gente en este mundo para ser feliz, es tiempo de vida. No fue por buscar la inmortalidad que desde 1927 un grupo de investigadores de todo el mundo, inconexos hasta la llegada de Internet, desarrollamos la tecnología de las pirámides. En mi caso era un tema antropológico, que intuí de extrema importancia siendo un niño pequeño, la búsqueda propendía al deseo de saber quiénes eran, qué sabían y cómo pensaban los Grandes Constructores que con el tiempo descubrí que no dejaron cadáveres. Otros investigadores sólo buscaban respuestas físicas, otros buscaban soluciones terapéuticas, como yo mismo a los 24 años de edad, pues buscaba aprovechar los descubrimientos aplicables a la medicina curándome de una artritis deformante que me tenía inválido hasta para escribir o limpiarme... Logré la cura definitiva en sólo cinco meses. Y todos los objetivos son válidos.

Descubrir que las pirámides alargan la vida, y que producen longevidad justamente por hacer una salud perfecta de plantas, animales y personas, como empezamos a notar hoy, fue un "efecto secundario". Sin duda uno de los mejores, pero no el único. La consecuencia de continuar con nuestros estudios como hasta ahora (y preveemos que tendremos suficiente tiempo) puede ser prolongar la vida hasta extremos que apenas vislumbramos. Para algunos usuarios de nuestras camas, ya sean las de lujo o las más normales, el objetivo es vivir sanos hasta el último día de la vida. Pero ese día, viviendo sano, se encuentra cada vez más lejano.

Longevidad de las plantas en pirámides

Y algo muy importante en la psicología de los que investigamos esto, es que no tememos a la muerte. Porque el miedo a la muerte es uno de los más grandes asesinos de la humanidad a lo largo de la historia. Pero no nos disgusta para nada el hecho de prolongar la vida en las condiciones que lo estamos haciendo. Claro que hay más... Las pirámides son el instrumento fundamental, el "aparato mágico" (si por magia entendemos "pura ciencia cuántica") del que nos hablaron Paracelso, Hilarión, Sir Francis Bacon, H.P. Blavastky, Saint Germain, Pietro Bugarin y muchos otros esoteristas, pero el sujeto que quiera prolongar la vida deberá atenerse a un modo de vivirla, a unas pautas que no por estrictas dejan de ser interesantes, divertidas, amenas y hasta excitantes, pues aportan experiencias, emociones elevadas, mayor nivel de consciencia y más capacidad para dirigir nuestro propio destino.
No se deja de vivir con agradables placeres, para llevar una disciplina que prolongue la vida. Sólo es cuestión de regularlos en calidad, aprender a gestionar la energía Kundalini, por ejemplo, para nada difícil de entender pero que requiere verdadero interés por el propósito de longevidad en una única dirección posible: La evolución del Ser. Quienes intentan prolongar la vida, hacerse inmortales sólo para perpetuarse en los vicios (la forma patológica de los placeres), o desarrollar planes megalómanos, ya se pueden olvidar del tema y dedicarse a vivir normalmente. Alcanzar la inmortalidad o al menos prolongar la vida lo suficiente, tiene propósitos que uno empieza a descubrir en el proceso y la consciencia crece, se sutiliza, se hace más profunda y a la vez más elevada. Los vicios son simplemente placeres sobre los que no se tiene control. Pues ellos llevarán a la tumba antes de tiempo, a quien busque perpetuarse en la vida para mantenerlos. Los tres demonios que es imperiosamente necesario eliminar si se pretende prolongar la vida, vivirla de modo feliz y sano, se llaman Odios, Miedos y Vicios.

Prolongar la vida y vivir en salud perfecta, permite contemplar la realidad de la existencia desde más puntos de vista y no se tarda en comprender algunas cosas que hacen a la persona, mucho más merecedoras de permanecer influyendo en el mundo. Por ejemplo: Comprender que los demás tienen el mismo derecho y las mismas obligaciones éticas que nosotros, pero no tienen las mismas obligaciones estéticas, sociales, laborales, etc. Pero también comprendemos que dentro de nuestras obligaciones éticas, es preservar cuanto sea posible la vida de cualquier ser, dentro de una lógica de equilibrio y evolución. Es decir que no buscaré preservar la vida de una planta que será perniciosa para las demás en el jardín o la huerta que cultivo. No preservaré la vida de una planta, animal o persona que a mi juicio de consciencia ese "estar vivo" le represente una tortura peor que la muerte. Si me es legítimamente posible, evitaré que siga viviendo un tormento, siempre que esté seguro de mis conocimientos respecto a la vida eterna del ser real y de los procesos deontológicos correspondientes. Lamentablemente, muy poca gente está informada al respecto, lo suficiente para erigirse en juez o legislador. Por eso hay leyes terribles contra la eutanasia que sólo valen para los ciudadanos de a pie, pero en el plano de la cripto-política se practican genocidios con máscara de eutanasia. Y prolongar la vida en forma vegetativa está "bien visto", aunque el sujeto en muchos casos no tenga esperanza alguna, pero los mismos legisladores que promueven esta forma de tortura circunsancial e innecesaria, por supina ignorancia de la realidad integral, se ríen de nuestras pirámides, se ríen de casi un siglo de investigaciones científicas muy metódicas de más de cien pioneros que han invertido todo y han (hemos) demostrado lo que se puede lograr. Tachan de locura nuestros resultados, o de mero interés comercial, de exageración, de "bulo", de estafa, sin pararse a pensar por qué hemos dedicado tantos años, esfuerzos e inversión personal de todos nuestros recursos económicos, tiempo de vida, riesgos curriculares y un largo etcétera en esta investigación con las pirámides, todo ello comprobable hoy en día, dado que nuestros datos personales, nivel de estudios, trabajos y hasta vida privada, a partir del Ingeniero checo Karel Dbral en 1959 están más expuestos a los servicios de inteligencia de cualquier país. Los investigadores de las pirámides y el efecto piramidal trabajamos en esto clandestinamente, sí. Muy escondidos en su tiempo. Sin embargo existimos en bases de datos muy completas y lo "anónimo" sólo ha sido mientras investigábamos, lo que hará difícil o imposible el rastreo de nuestras actividades en esos tiempos. Pero aquí está expuesto el producto.


Para no hablar de mi caso puntual, me referiré al Ingeniero Karel Dbral, quien en 1949 comenzó a solicitar la patente de un "afilador piramidal de hojas de afeitar". Pues todo su trabajo y sus presentaciones anuales de resultados está registrado en las oficinas de patentes de la entonces Checoeslovaquia, que ahora tienen los datos al menos cinco países: Rusia, Grecia, Alemania, Holanda y la República Checa, gracias a las cartas de él mismo y varios colegas investigadores, sin contar con los servicios de inteligencia que registraron y desarrollaron proyectos de investigación también en Bélgica, Suiza, Rumanía, Brasil y Argentina. En estos dos últimos estuve implicado. En Argentina muy directamente y en Brasil de modo indirecto, pero era justamente en Brasil donde desarrollamos la parte más interesante de nuestras investigaciones, bajo el protectorado de una autoridad militar de mi mayor confianza personal, al que encargué encarecidamente que no permitiera que los conocimientos obtenidos en seis años de investigación se perdieran. Así que en algún despacho de todos estos países, está almacenada la información que hoy en día, con muchos más avances y actualizaciones, podría demostrar al mundo que la esclerosis múltiple es curable, que el reuma es curable en todas sus formas etiológicas, que todas las enfermedades infecciosas se pueden curar con pirámides, sin usar penicilina ni ningún antibiótico, sin dañar al sistema inmunitario ni fortalecer a las bacterias, que bajo el efecto piramidal no sólo recibe el sistema inmunológico el refuerzo cuántico necesario, sino que no se le impide "aprender" para estar mejor dispuesto ante cualquier tipo de invasión microbiana. En tanto que las bacterias infecciosas, jamás aprenderán a burlar un fenómeno físico como es la imposibilidad de putrefacción. Y sin putrefacción, ninguna bacteria saprófita puede medrar, entonces no puede producir gripe, ni alimentar virus con sus lisados y material génico desparramado. Sería como que el hombre aprendiera a vivir entre las llamas de fuego vivo o respirar en el espacio interplanetario con sus propios pulmones.

Por eso lo que sabemos y realizamos hasta ahora con las pirámides, no es un "quizá". Sabemos exactamente lo que produce y lo garantizamos por escrito (cosa que no hace ningún laboratorio farmacéutico) y en el terreno aún sin explorar, tenemos muchos pasos bien dados, aunque aún sea pronto para decir más. No podemos garantizar que con las pirámides se alcance la vida eterna, que nos volvamos inmortales como los Hombres Primordiales, ni que logremos duplicar el lapso de vida como en los insectos (sobre todo porque no pasamos todo el tiempo dentro de una pirámide perfecta).
Pero los pocos que han llegado tan lejos como nosotros (unos pocos rosacruces y otras órdenes herméticas muy secretas), bebiendo de otras fuentes científicas y haciendo las prácticas adecuadas, también usan pirámides. De madera, de plástico o vidrio, pero cumpliendo con las pautas dadas en sus fuentes, que hoy conocemos como coincidentes con las nuestras.

 Ir a Piramicamas de Lujo Ir a Piramicama Ir a Bungalows y casas de campo piramidales

Dicho de otro modo: Los constructores de la Gran Pirámide de Giza, sabían mucho más que nosotros. Pero vamos desvelando sus misterios y estamos en el buen camino. Las diferencias entre estas pocas personas casi o totalmente inmortales de las cuales he conocido sólo a dos (y he sido testaferro y ayudante de uno de ellos), y nosotros, es que ellos han seguido pautas esotéricas que desconocemos en gran parte y ellos se mantienen en el anonimato lógico y comprensible. Nosotros, los piramidólogos públicos no nos escondemos, vamos por la línea científica a ultranza, siguiendo el método cartesiano, pesando y midiendo cada paso, publicando cada avance para que no se pierda. Eso por ahora, quizá cuando tenga más de cien años será difícil y me veré en las condiciones de mi protegido del que fui albaceas. ¿Cómo te presentas ante una ventanilla de banco con una Libreta de Enrolamiento que dice que naciste hace ciento sesenta años, cuando no aparentas más de cincuenta tacos? Fui muy útil a mi amigo y maestro durante unos años, hasta que tuvo de cambiar de país y respetó mi propia trayectoria. Me pagó muy bien en lo económico, pero lo aprendido en muchos aspectos no tiene precio. El no sabía mucho de pirámides, pero pasaba doce en una de madera que cambiaba cada cierto tiempo. Yo aprendí por experiencias anteriores que no duran mucho, pero muchos otros detalles me enseñaron como para escribir un libro. Hoy seguramente utiliza una de las nuestras, pero eso es mera suposición personal. Ya es bastante complicado tener que hacerse documentos nuevos cada veinte años y a veces menos. De hecho, hay una empresa del más grande buscador internáutico que propende a la búsqueda de la inmortalidad. El problema es que no conozco a nadie de los que aparecen allí y desde luego, no tenemos interés en participar, al menos por ahora. Ya tenemos experiencia en eso de ir contra los postulados preconcebidos...

Sabemos que la genética juega un papel esencial en el objetivo de prolongar la vida, pero consideramos con mucho fundamento que la solución reparadora de nuestra lamentable mortalidad está en la reconstitución cuántica, no en la manipulación genética (vía que nos hizo mortales) ni en la química molecular, por más avanzada que sea. La reconstitución cuántica, que es física cuántica aplicada, puede "despertar" (por decirlo de un modo comprensible) la parte del genoma mutilado, pero que está establecido en la memoria genética en su nivel cuántico. Y dicha memoria genética no es meramente física como para ver al microscopio, sino para deducir (o incluso manipular positivamente) desde la generación de completitud cuántica, que es lo que en gran parte hace nuestra tecnología.

No nos creemos más avanzados que nadie, sino que somos sanos escépticos que nos atenemos a nuestros resultados, aunque tengamos mente abierta a cualquier alternativa. Un mundo de gran cantidad de personas inmortales o demasiado longevas que se sigan reproduciendo sería matemática y físicamente inviable, por lo tanto biológicamente es imposible. Así que las pautas de gobierno, de procreación, de modo de vida y una larga lista de cosas, tendrían que cambiar como para hacer una sociedad completamente diferente a la actual, si deseamos de corazón que al menos un grupo importante genere una "nueva especie humana" longeva, y más aún si pretendemos una especie inmortal.
Volver a ser Primordiales es el más grande desafío humano, porque la conquista del Universo es una minucia en comparación. En el génesis bíblico se puede leer las palabras del "Señor" (genetista primigenio): "Ahora echémosles de aquí, puesto que han comido del Árbol que les prohibí comer, no sea que también alarguen su mano y coman del fruto de conservar la vida, vengan a ser como nosotros y vivan para siempre". La Biblia habla del Edén como el Paraíso Terrenal (nunca habla de ningún paraíso celestial), y dice que echaron "fuera" a Adán y Eva, pero no cuentan lo que dice la Edda Nórdica, donde el mismo "dios" manipulador es expulsado junto con sus criaturas, al reino de los mortales... Como esto es entrar en la oquedad de la Tierra, lo dejamos ahí.

Libro alcanzando la inmortalidad

En el libro Alcanzando la Inmortalidad hay una serie de datos para aquel que esté más seriamente interesado en preservar la salud, prolongar la vida y hacerse inmortal. No es una quimera, sino un objetivo que muchos se han trazado y muy pocos han conseguido, pero la gran mayoría de las personas quisieran lograr. Lo que todo el mundo puede lograr a partir de ahora mismo, sin más cambios que reemplazar la cama obsoleta por una cama piramidal de alta tecnología, es preservar la salud contra infecciones por oportunismo bacteriano, recuperación celular ultra-rápida en heridas y traumatismos, quedar curado o invulnerable ante dolencias degenerativas, conseguir la reestructuración molecular (de todas las moléculas del cuerpo) así como ralentizar los ciclos de floculación del citoplasma y disminuir la oxidación celular. En insectos que viven quince días, hemos duplicado su lapso de vida. En seres humanos (nosotros mismos y nuestros usuarios más antiguos) ya se empiezan a notar los resultados. Pero no dejamos de investigar; sabemos que lograremos mucho más, sólo que apenas hemos iniciado el sendero de la vida eterna, alcanzando por ahora una longevidad a partir de una salud mucho mejor conservada. Para empezar, y manteniéndose al nivel de nuestras investigaciones una Piramicama normal, o un modelo superior o incluso una Casa Piramidal Perfecta donde se pasa mucho más tiempo expuesto a mayor y mejor potencia y efectos. Para el que pueda permitírselo, estará muy bien.



VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA - Viaje Científico e Iniciático para todas las edades