GOOGLE, INTERNET Y PIRAMICASA

En cuanto a información, tenemos una deuda de gratitud con todos los creadores de Internet, como Vinton G. Cerf, conocido como "el Padre de Internet" aunque su mérito es compartido con Robert E. Kahn, y personas poco conocidas como Larry Roberts, J.C Licklider, pero no queremos extendernos sobre ellos, sino sobre sus actuales herederos, que han llevado la información global a un nivel que bien debemos reconocer. Entre las actuales empresas, el "gigante" es sin duda, Google, porque gracias a esa empresa, millones de personas nos comunicamos instantáneamente. Desde el punto de vista empresarial, Piramicasa ha seguido adelante a pesar de los exiguos recursos con que empezamos nuestra andadura y seguimos cambiando el mundo en la medida de nuestras posibilidades. Merced a los servicios que Google presta.


Aún con las pautas del mercado, consideramos a Google un prestador de gran cantidad de información libre y gratuita. Que sus servicios no puedan tener gratuidad total, es como nuestro caso, pues no podemos sobrevivir dando sin recibir, en un sistema que no inventamos nosotros ni los creadores de Internet, ni las empresas relacionadas. Es de reconocer que en Internet ninguna empresa presta tantos servicios gratuitos como Google.

Google y Piramicasa pueden compararse en muy pocos puntos, pero demasiado importantes como para no verlos. Nosotros también damos gratis toda la información posible, aunque no podemos regalar los impresos. Lo nuestro es muy material, concreto, no podemos regalar los casi treinta kilos de aluminio y cien de maderas que lleva una piramicama (sin contar los demás gastos). Pero informamos gratis. Nos podemos comparar también con el gigante de Internet, porque gente inteligente nos lo ha hecho ver y no es porque demos o no, lo gratis que podemos dar, sino porque estamos cambiando el mundo.
Sin duda las pirámides y sus efectos están en un rango de aplicaciones que podemos denominar "tecnologías libres" porque el efecto piramidal, además de liberar a las personas de muchos de sus problemas de salud con un costo muy inferior al que tendría gastando en medicamentos que no curan, que son sólo paliativos o que producen más daño que beneficio en el balance sanitario, utilizan en su funcionamiento únicamente el campo magnético de la Tierra, es decir "energía gratuita". Una Piramicama o cualquiera de nuestros modelos, ha de servir indefinidamente sin necesidad de consumo eléctrico, sin baterías, sin costos de mantenimientos (salvo una mano de pintura cada cuatro o cinco décadas...) y eso, paradójicamente, hace que muchas personas desconfíen en nuestra seriedad, porque no saben que la pirámide funciona con el campo magnético de la Tierra, que es inagotable.

La Energía Piramidal también puede utilizarse para producir electricidad, como lo están demostrando diversos investigadores, con el mismo resultado innocuo de que sus vídeos son censurados o ellos son apresados. No se puede ir impunemente en contra de los intereses económicos más grandes del planeta y bien lo sabemos los que trabajamos con pirámides desde hace décadas. Hemos pasado por momentos muy difíciles, pero hemos salido a flote gracias a que Internet, con todos sus fallos y aberraciones, está hecho por personas con un nivel de inteligencia superior a la media. Como es lógico, de todo hay en la red, porque hay toda clase de personas.

 Ir a pirámides para bebés - Piramicunas Ir a Piramicama Ir a Bungalows y casas de campo piramidales

Mientras Internet sea libre y no exista censura directa, establecida "legalmente" por los gobiernos, habrá posibilidades de hacer del mundo un "patio de juegos" a pesar de la tiranía económica imperante. Gracias a Google y otras empresas con filosofía de "no censura", es que podemos comunicarnos, al menos en los niveles de inteligencia que corresponde a cada colectivo, haciendo posible la supervivencia de la civilización. Muchas veces se nos ha dicho que una empresa como Piramicasa no debería estar en Internet como punto principal de apoyo, o que aparecemos entre tanta basura que nuestra empresa "no es creíble". Pero nuestra experiencia desde 2001 demuestra que Internet ha sido la causa de que Piramicasa exista, siga adelante, se comunique con todo el mundo. Gracias a Internet podemos enviar mensajes a todo el mundo, gracias a Google podemos saber cuándo y desde dónde nos visitan personas que difícilmente podrían venir desde otros países a España a visitar nuestros talleres.

Gracias a Google Analytics sabemos los visitantes que tienen nuestras páginas y se nos proporciona gratuitamente una enorme cantidad de datos que nos hacen posible identificar nuestro mercado potencial, los arreglos que demos hacer a nuestras webs, las tendencias que hay en cuanto a opiniones... Es mucho lo que tenemos que agradecer a Google y a la existencia de Internet. De no existir estas herramientas modernas, estaríamos haciendo señales de humo. Pero lo más importante es la filosofía que motiva a personas como Larry Page y Sergey Brin, al margen de creencias religiosas o de cualquier otro orden. No creemos que sean simplemente "personas inteligentes", sino que tienen una filosofía coherente con Piramicasa y con todo lo creativo, útil, solidario en la medida de lo posible, porque la inteligencia es un Principio Metafísico. Sus expresiones "Google no es una empresa convencional. Nosotros no pretendemos serlo", cabe perfectamente para Piramicasa, pues puede que tú uses o no nuestras pirámides, pero tus hijos lo harán con seguridad y tus nietos no concebirán la vida sin ellas. Algunos se preguntarán dentro de algunas décadas, "¿Como es posible que la humanidad haya vivido sin pirámides durante cinco mil años, habiendo heredado gigantescos modelos por todo el mundo?".
Sépanlo ellos o no, la inteligencia de Brin y Page, como toda la gente que trabaja con ellos, influye positivamente en la Ley de Evolución. Al margen de los comentarios de los "opinantes" recomendamos este video:

Desde el punto de vista político se han tenido que enfrentar a desagradables juicios, pero finalmente vale la frase del Gran Esenio: "Por sus obras les conoceréis". El poder político, ostentado no por magnates, sino por los "genios" de las filosofías pseudoiluminatis, etc., que tienen a los magnates como empleados de rango, han visto con ojos preocupados el crecimiento de empresas como Google. Si por los gobernantes económicos del mundo fuese, estaríamos alumbrándonos con velas y haciendo señales de humo.

Para nosotros, Google es una empresa como la nuestra, que está destinada a servir a una Nueva Humanidad, más sana, más libre, más sabia. A lo largo de estos años (Piramicasa nació dos años después de Google) hemos podido observar cómo hemos evolucionado y en muchos aspectos hemos aprendido de Google. Si la Nueva Humanidad dependiera de tecnólogos, sin duda sería mucho mejor que lo que podemos vislumbrar, porque hasta ahora los banqueros, la casta de políticos de casi todos los países del mundo, los "servicios de inteligencia" (a veces idiotas entrenados), los directivos de ONGs corruptas como los políticos que las crean, han dado resultados nefastos a las personas. Y lo que importa son las personas.

Logo 3D Google

Estimamos que muy pocas personas leerán este apartado de la web, pero el que busque sobre nuestra filosofía, sobre lo que nos mueve a fabricar un producto tan poco conocido y por lo tanto "difícil de vender" como son las pirámides, ha de saber que somos tecnólogos, porque sin nuestra maravillosa tecnología, lo único que imperaría sería el "mercado" en que hasta las personas son mercadería. Y aunque no seamos partidarios de una "tecnocracia" a ultranza, porque la política no es cosa de máquinas, éstas son demasiado importantes como para que las manejen gente de escasa inteligencia.
Internet y todos los que lo hacen posible, son gente importante para Piramicasa. Si podemos llegar a tantos países como llegamos, si contactamos con investigadores de todo el mundo, no es gracias a las universidades ni a los hospitales, ni a los políticos. Sólo lo hacemos gracias a Internet y desde hace unos años, gracias a Google. Si no dan más, es porque no pueden por ahora. En el mundo que Piramicasa y todo su equipo imaginamos, habrá muchas más pirámides que ahora, pero Google será parte del emblema mundial. Sus creadores han aportado a la humanidad mucho más de lo que ellos mismos son conscientes ahora mismo.

"Lo han hecho por ganar dinero", dirán muchos, como lo dicen de Piramicasa, sin saber que en principio sólo se corren riesgos legales, físicos y de toda clase enfrentandose al status quo, al establishment global, por algo que está mucho más allá de la triste necesidad de ganar dinero. Aunque veamos el mundo desde ángulos tan diferentes como nuestra ubicación geográfica o la clase de productos, hemos observado la evolución de Google con mucho interés, porque creo que compartimos ideales importantes y en el fondo contribuimos a la misma causa.

Si acaso lee esto alguien relacionado a Google, por favor, síganlo haciendo como hasta ahora, aunque seguramente seguirán mejorando. Muchos innovadores en la energía, en la medicina, en la piramidología y en todas las ciencias, debemos mucho a esa Empresa. Este es simplemente, nuestro humilde reconocimiento de gratitud.



VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA - Viaje Científico e Iniciático para todas las edades