ESENCIAS FLORALES PURAS


Aquí se encuentra el modo de conseguir los extractos puros de todos los perfumes del mercado mundial, en su forma original de esencias naturales de plantas y flores, sin ningún adhitivo químico.

Estas esencias pueden usarse como perfume puro o bien crear una mezcla personal de diferentes esencias. Asesoramos especial y gratuitamente a los usuarios de la Piramicama, ya que las esencias son uno de los complementos ideales para aprovechar las ocho horas diarias dedicadas al descanso.

Como cosméticos, para aromoterapia, purificación vibratoria de Chakras, procesos curativos y para equilibrar el organismo. Por ejemplo: LAVANDA, MIMOSA, GARDENIA, HELIOTROPO, MENTA, LIMON, NARANJA, MANGO, INCIENSO, MIRRA...

Pero vamos a las esencias Sagradas, las que tienen mayor efecto sobre el cuerpo sutil o Cuerpo Vital.

Las Ocho Esencias Sagradas de los Faraones

Papiro, Loto, Sándalo, Ámbar de Cachemira, Rosa, Jazmín, Almizcle, Ámbar Rojo.


MAESTRO PERFUMERO GAMAL ABDULL

Quien esto escribe, Gabriel Silva, psicólogo y antropólogo e investigador esoterista, da fe de que este singular experto en esencias es alguien extraordinario, que no sólo sabe de esencias florales. Para quienes viajamos a Egipto, visitarle es un privilegio y un placer.

Maestro perfumero Gamal Abdull

Gamal es experto en la elaboración de perfumes, esencias y aceites de plantas, pero también conoce profundamente la psicología humana (la oficial y la esotérica), y ayuda a las personas a encontrarse consigo mismas. Le hemos visto en muchas ocasiones, pues como sujeto de estudio en principio, ha resultado ser un Maestro de verdad, de los pocos que merecen realmente ese título.
Se crió muy cerca de las pirámides de Gizha, en Egipto, pero con los ojos abiertos, con la mente receptiva a todo lo que el Universo muestra y está familiarizado con los profundos secretos de las raíces de su país.
Desde niño desarrolló conocimientos y habilidades psíquicas, que dedica a una seria labor espiritual no sectaria, libre de dogmas y preconceptos. Hay quienes creen que sólo es un vendedor de perfumes, pero en realidad se dedica a despertar consciencias, que es el más duro y precioso trabajo que existe en este mundo.
Vivió varios años en el Sinaí, donde aprendió de los Maestros Beduinos a ser un SANADOR POR AMOR.

Difícilmente alguien podría saber más acerca de la curación con esencias y aceites aromáticos, al comprender profundamente el valor de esta ciencia desarrollada en el Antiguo Egipto. Su familia lleva una tradición de más de tres siglos elaborando esencias, conservando los secretos tradicionales heredados desde mucho más antiguo.
Gamal trabaja como sanador con especial maestría en el trabajo energético, sobre la parte sutil del organismo, con efecto sobre lo emocional y la mente. El hecho de hablar árabe, español, inglés y francés le permite comunicar su sabiduría de modo directo a gente de diversos países.
Su trabajo corporal se basa en la aromoterapia, utilizando otras técnicas compatibles, como una especie de Reiki, que adapta muy bien a cada persona.

 Ir a pirámides Hygia y Horus Ir a Piramicama Ir a Bungalows y casas de campo piramidales

Su tienda es una especie de templo donde el solo estar implica una relajación, un estado atemporal del que uno no quisiera salir, en medio de una mezcla ultrainfinitesimal de aromas esenciales que no es posible describir. Es posible consultarle sobre diversas cuestiones espirituales y físicas, así como adquirir las más puras y auténticas esencias, a partir de las cuales se fabrican casi todos los perfumes de alta calidad existentes en el mercado, pero lo más importante de la experiencia que todo visitante vive, es que encuentra en Gamal Abdull a un hombre de verdad, un psicólogo nato al que se suma su preparación intelectual a lo largo de medio siglo y un Amor inmenso hacia la Humanidad. En síntesis, un Maestro capaz de ser Amigo, sin las barreras de diferencias que ponen los falsos gurúes. A Gamal es posible abrazarle como a un padre, un hermano o un amigo.

Consultarle sobre los problemas temporales y mundanos es lo normal, pero quienes buscan alcanzar una conciencia superior en la senda de la espiritualidad, hallarán en él a un buen compañero en la evolución, capaz de enseñar con la humildad de los verdaderos Hermanos.
Pertenece al grupo étnico nubio del Alto Egipto (el Egipto del sur), cuya nobleza de idiosincracia y algunos factores históricos les ha permitido ser los mejores y más fieles herederos de la antigua sabiduría egipcia. Para los ultrarracionalistas de la "memoria genética", Gamal es el depositario de esa cultura que supo conservar desde hace cerca de 4300 años la auténtica cultura faraónica de Egipto.

Gamal Abdul puede visitarse en esta dirección:

79, Zaghloul St., Nazlet El Samman
Tlf: 0022 38 777 69 - Móvil: 012 - 379 7435
(El Cairo, Egipto)

LAS ESENCIAS EN LA HISTORIA EGIPCIA

Recientemente fueron abiertas en Saqqara dos tumbas del Imperio Antiguo (aprox. 2.300 años a.C.) que contenía elementos espectaculares. Aparte de artefactos mitológicos, inscripciones y rango de los difuntos, médicos y curanderos de la Corte Real, los arqueólogos encontraron tablillas de ofrendas para "Las Siete Esencias Sagradas" que los Faraones utilizaron en el Antiguo Egipto.
En las tablillas, que estaban hechas del más fino alabastro, están escritos los nombres de las siete esencias sagradas, en caracteres jeroglíficos. Cada uno sobre siete pequeñas concavidades circulares, destinadas a contener las esencias. Las tablillas de ofrendas del Imperio Antiguo hacían mención a las siete esencias y sus nombres aparecen también en las bandejas de ofrendas de marfil, datadas en la Primera Dinastía (aprox. 3.100 años a.C.).

La lista completa de las siete esencias sagradas aparece por primera vez en los Textos de las Pirámides; además son mencionados y registrados fuera de Egipto.
Fueron usadas por sacerdotes y sacerdotizas en los servicios diarios de los Templos y también en las tumbas, para ungir las estatuas de los dioses y de los difuntos. Las momias se ungían con estas esencias en el ritual, por la apertura de la boca del difunto. También se usaban en los ritos funerarios, como elementos de purificación y otras ceremonias; así como en los Templos y en la vida cotidiana del pueblo egipcio.

No es sorprendente encontrar estas tablillas de ofrendas en las tumbas de los médicos. Existen claras evidencias de que estas esencias fueron utilizadas antaño para la curación. Todos los aceites esenciales se extraen de las plantas; trabajamos con ellos en la elaboración de cosméticos, en la aromoterapia, en el tratamiento de la enfermedad; conocemos sus efectos sobre los chakras. Esta es sólo una pequeña parte de todas las posibles aplicaciones que las Siete Esencias Sagradas tenían en el Antiguo Egipto, ya que existen además muchos misterios espirituales inherentes.

En el mundo antiguo formaron parte de la base de los misterios, que tienen su expresión en la forma de utilizarlos y en un simbolismo que aún hoy no ha sido completamente conocido ni comprendido. Ambas cosas se ofrecían a los antiguos egipcios: Un nivel iniciático y la capacidad de actuar a través del Universo y más allá, en la Naturaleza Divina del Hombre. Gracias a ello es posible abrir puertas a otras dimensiones de la Conciencia, para conseguir el conocimiento necesario, para moverse a través de esas dimensiones.



VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA - Viaje Científico e Iniciático para todas las edades