ANTECEDENTES E HITOS


La Gran Pirámide de Gizhé fue llamada por los egipcios Al-Ahraum (La Luz).
Aún hoy es mal llamada "de Keops", por la arqueología y egiptología oficial. Este faraón que la usurpó durante algún tiempo y que hasta puede haber sido sepultado en ella, jamás pudo construir semejante obra, realizada con una tecnología que escapa a nuestros más modernos recursos. Veremos algunas de sus propiedades, que dieron origen al estudio objetivo que llamamos "piramidología".

La piramidología debe su existencia como disciplina científica derivada de la geobiología, a una buena cantidad de estudiosos, investigadores e incluso a simples curiosos observadores. Pero antes de existir como disciplina científica moderna, fue parte de los secretos esotéricos mejor guardados.

 Ir a pirámides Hygia y Horus Ir a Piramicama Ir a Bungalows y casas de campo piramidales

CABALLEROS TEMPLARIOS Y PIRÁMIDES

Entre los primeros descubrimientos de las propiedades especiales de la pirámide, tenemos a los antiguos Templarios, cuyo máximo símbolo, la Cruz Templaria, luego usurpada por algunas órdenes esotéricas o pseudoesotéricas, al igual que la Cruz de Malta, significa en si misma la pirámide: La Cruz Templaria superior corresponde a la pirámide pura, o Pirámide Perfecta, mientras que la inferior (Cruz de Malta), indica la apertura de las caras en 27 minutos de ángulo que poseen las grandes pirámides, tanto para efectuar sus heliofanías los días de equinoccio o en los solsticios, según su orientación y finalidad, así como aprovechar el agua de las lluvias, que era canalizada a depósitos subterráneos. Los había al menos en la Gran Pirámide de Gizé y en la Pirámide del Sol de Teotihuacán.

Cruz templaria pirámide pura Cruz de malta

Si observamos una pirámide de cristal puro desde la base, contra un fondo de luz, veremos que la refracción del cristal (en especial si se trata de cuarzo) formará en la base una Cruz Templaria de las medidas exactas usadas por la Orden. Este detalle nos permitió investigar a fondo el tema, hasta hallar este símbolo, que es el más importante en toda la simbología alquímica, esotérica y antropológica, por hallarse en él factores geomorfológicos, alquímicos, tántricos, matemáticos, geométricos, filosóficos, históricos y geobiológicos, pero todo esto, completamente libre de alegorías y deformaciones que suelen caracterizar a la simbología esotérica.
Otro detalle que cabe destacar es que el cuarzo oscila atómicamente con absoluta precisión en 440 Hz. ¿Puede ser una casualidad que el costado de la Gran Pirámide tenga exactamente 440 codos sagrados de lado?

Veamos descubrimientos modernos y sus pioneros.


Ing. ERNST WERNER VON SIEMENS

En 1859 el ingeniero alemán Ernst Werner von Siemens, fundador de la famosa compañía eléctrica, se hallaba en Egipto instalando una línea telegráfica. Como es lógico en la conducta de un investigador, no podía pasarse por allí sin ascender a la cima de la Gran Pirámide. Una vez allí notó que al levantar un brazo, le invadía un cosquilleo inusual a la vez que sintió un chasquido, como es propio en cualquier chispazo eléctrico.
Se dio cuenta de que debía hacer comprobación sobre la posible existencia de un potencial eléctrico, para lo cual debió bajar y volver a subir, munido de una "botella de Leyden", compuesta por una botella de vidrio, con vino, con cuello metálico y envuelta en papel mojado. Así pudo comprobar la acumulación de cierta modalidad de estática. Aunque aún los físicos no hayan conseguido comprender por qué se produce, es de tal magnitud que la compañía aérea Swiss Air ha tenido algunos incidentes de pérdida de control electrónico en los aviones, por lo que recomiendan a los pilotos no sobrevolar las pirámides, al menos sobre su vertical exacta.


Sr. ANTOINE de BOVIS

No obstante las curiosidades electrostáticas descubiertas por E.W. von Siemens, no fueron éstas muy atendidas por los científicos de su tiempo, quedando todo en un anécdota. Pero en 1927, el francés Antoine de Bovis, polifacético estudioso conocido como el "Padre de la Geobiología", egiptólogo, geobiólogo, físico (además de herrero, como muchos grandes esoteristas), visitó la Gran Pirámide y efectuó algunos experimentos para constatar lo descubierto por Siemens. Luego fue encontrando restos de animales muertos (ratas y algunas serpientes) en la Gran Galería, en la Cámara del Caos y en la Cámara del Rey. Ninguno de estos bichitos despedían olor, pero en la Cámara del Rey se encontró con un gato completamente disecado. Al levantarlo notó que apenas pesaba poco más que el calcio de los huesos.
Sospechó que la forma piramidal era la causante de aquel extraño efecto que había impedido la putrefacción de los cadáveres y había producido la completa deshidratación de los mismos. De regreso en Niza, su ciudad, encargó la construcción de unas pirámides en la misma escala, para experimentar también con un gato muerto y otros cadáveres, consiguiendo los mismos efectos que en la Gran Pirámide. Así que el padre de la Geobiología moderna, es también el Padre de la moderna Piramidología. No fue éste el único legado de Antoine Bovis a la humanidad, pero sí uno de los más importantes y menos apreciados en su época.

Biómetro bovis

Ing. KAREL DRBAL

Posteriormente, en consecuencia de los resultados de Bovis, difundidos en algunos periódicos europeos, el ingeniero checoslovaco Karel Drbal decidió pasar también a la experimentación, pero ampliando sus experimentos a todo tipo de materiales orgánicos e inorgánicos, descubriendo que la deshidratación reacomodaba los cristales de algunas substancias, como los de la sal, los azúcares y otros, consiguiendo que tardaran más en disolverse. No pudo establecer la relación entre la energía piramidal, la deshidratación y la mayor tensioactividad de los cristales, pero notó que incluso los cristales del acero resultaban reestructurados y liberados del agua intersticial, con lo que las hojas de afeitar podrían recuperar sus filos. Tras decenas de pruebas con sus propias hojas y las de sus amigos, consiguiendo aumentar entre 30 y 50 veces la vida útil de las hojas, en 1949 solicitó una patente para una pirámide destinada a afilar hojas de afeitar.
Curiosamente, la teoría de Drbal, por la cual se produciría el efecto piramidal para afilar las hojas, era que se produciría una resonancia de ondas electromagnéticas de origen solar, interactuantes con factores del campo magnético terrestre.
Pero esto, que realmente ocurre en la pirámide y causa algunos de los efectos revitalizantes, no es precisamente lo que causa el afilado de las hojas, es decir la deshidratación y la reestructuración microcristalina. La diferencia de efectos y sus respectivas causas quedaron claras -al menos para nuestro equipo- entre los años 1984 y 1991, pero Karel Drbal había dado en la tecla en una de las causas, aunque la adjudicara a otro efecto, así como había demostrado un efecto aunque no hubiera acertado en el origen de la causa.
En 1959 le dieron por fin la patente, aunque ya había vendido medio millón de pirámides y aliviado el presupuesto de muchísimos varones en Holanda, Dinamarca, las dos Alemanias, Bélgica, Chescoslovaquia, Grecia, Polonia y varios países de Russia.


Sres. MAX TOTH y GREG NIELSEN

Sería largo enumerar a todos los investigadores que trabajaron con pirámides, pero muchos de ellos -algunos lamentablemente muy conocidos- sólo han contribuido a producir confusiones, divulgando datos erróneos o teorías sin un mínimo de fundamento.
El escritor Max Toth, por ejemplo, -comprador de la patente de Drbal- ha contribuido enormemente a la difusión de la piramidología, pero ha tenido que luchar contra sugestiones e informes falsos recibidos desde los más variados ámbitos. Algunos de esos informes y sugestiones, han sido puestos en sus libros en perjuicio de su gran obra, pero a pesar de ello hemos de reconocerle como uno de los más insignes difusores de la piramidología.


Dr. ULISES SOSA SALINAS

Es el primer médico en interesarse por la piramidología en su faz terapéutica con verdadera seriedad. Tras veinte años de constancia y sacrificios para desarrollar un protocolo de investigación y aplicación práctica, su labor ha sido avalada por una docena de instituciones oficiales, consiguiendo en Octubre del 2005 el aval del Consejo Científico Nacional de Medicina Natural y Tradicional de La Habana. Esto marca un hito histórico sin precedentes en cuando a revolución de ideas y el valor de la interdisciplinariedad científica, y he tenido el honor de escribir con este cubano heroico, científico estricto y médico sensible, un libro en el que resumimos su larga labor, con cuadros estadísticos incluidos, así como detallamos factores físicos causales de la energía piramidal. Sobre dicho libro, "La Revolución Terapéutica de Las Pirámides".


Dr. ERNST GUILLAIN

Físico y químico holando-alemán. Ha difundido la investigación de las pirámides en diversos medios científicos, a pesar de las constantes críticas y hasta amenazas de desprestigio que las nuevas ideas promueven en los ámbitos conservadores. Sin embargo ha trabajado dos décadas con un grupo financiado por él mismo, aportando entre 1960 y 1980, importantes progresos y conocimientos prácticos.


GABRIEL SILVA

Psicólogo y antropólogo escindido del academismo oficial, comenzó a estudiar las pirámides siendo un niño de cinco años. En 1973 comenzó con lo que tanto su familia como amigos y compañeros de estudios consideraban una obsesión: Hacer experimentos con pirámides. Entre 1984 y 1991 dirigió un equipo interdisciplinario, donde el propósito fundamental era el estudio de subpartículas, en especial el neutrino. Sin embargo dicha investigación estaba inextricablemente unida al estudio del funcionamiento de las pirámides, puesto que los físicos conocían desde mucho antes de 1984 que la pirámide tiene la cualidad de atrapar neutrinos, reteniéndolos por inclusión magnética, de modo que se encuentran en ella en gran cantidad y más fáciles de estudiar que con los métodos estadísticos que usa la física oficial. Los físicos debieron enfrentar duras oposiciones de los grupos internacionales sometidos a intereses económicos formidables, por lo que debieron trabajar en secreto seis años. El resultado de esos años en cuanto a descubrimientos y aplicaciones en física cuántica aún no se ha podido ofrecer al mundo, pero sí los descubrimientos en relación a la función piramidal. Para eso se ha creado en 2001 la empresa Piramicasa, con sede social en Argentina y Cuba, y proveedores en España, Francia y Alemania.



VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA - Viaje Científico e Iniciático para todas las edades