LA MEJOR TERAPIA QUE CURA LA SINUSITIS


La SINUSITIS es la inflamación de los senos paranasales, que son espacios con aire dentro del cráneo, por donde debe circular aire. Poseen aberturas que tienen en sus paredes cilias (vellos muy pequeños) que retienen una delgada capa de moco, manteniendo una cantidad constante y equilibrada para retener los cuerpos extraños impidiendo su entrada, como por ejemplo esporas, polvo, bacterias, etc. Un resfrío, un estado gripal o la abundancia de partículas, esporas, polvo en suspensión, etc., pueden estimular la producción de moco y esto es normal, pues el cuerpo necesita protegerse y el moco cumple esta función, pero cuando en vez de drenar correctamente el moco, se tiene la mala costumbre de aspirar para retenerlo, en vez de evacuarlo (esta costumbre es muy común en los niños) puede hacer que bloquee las entradas de los senos paranasales e incluso que el moco entre y se acumule en ese espacio paranasal. Esto produce mucho dolor, impide respirar normalmente y a veces es recurrente, aparece cada año y suele empeorar en las épocas frías. La conjuntivitis tiene otras etiologías, por lo general también bacteriana y muy raramente virósica, pero los efectos son los mismos en la conjuntivitis que en la sinusitis.


Piramicama, el mejor curativo y preventivo para la sinusitis

DIAGNÓSTICO DE LA SINUSITIS

Se diagnostica como "aguda" cuando aparecen los síntomas y duran un mes o menos. En estos casos es habitual la etiología bacteriana y el tratamiento suele ser con antibióticos, produciendo un drenaje paulatino del moco.
Se considera "crónica" cuando dura más de un mes y los antibióticos no resultan.



ETIOLOGÍA DE LA SINUSITIS

Las causas son muy variadas pero la etiología se clasifica en fisiológica o funcional, dependiendo de la conformación ósea, las variables del entorno del sujeto, la cronicidad y las recurrencias de la afección. Suele ser crónica cuando el paciente tiene un espolón óseo en la nariz (hacia adentro), si el tabique nasal es desviado de nacimiento o por golpes. Esto no es necesariamente causa de sinusitis, pero cuando es crónica es necesario corregir ese problema en particular. También la existencia de pólipos nasales puede complicar las cosas, a veces como factor causante, otras veces como mera consecuencia de la sinusitis prolongada y las irritaciones nasales por sonado, rascado, uso de pañuelos inadecuados, etc.

La "etiología intermedia", que en este tipo de afecciones consiste en la primera causa que ocurre ya dentro del organismo del sujeto, generalmente es el ataque bacteriano, con oportunismo de virus, como puede deberse a hongos saprófitos. Sin estos microorganismos es muy difícil que prospere la enfermedad, pues las cilias nasales no dejan pasar muchas partículas y con más dificultad atravesarán la barrera de cilios de las entradas a los senos paranasales. Sin acción de las bacterias, el moco limpiará rápidamente las cavidades. Algunos virus suelen considerarse también como causa, pero en realidad sólo pueden actuar como elementos oportunistas tras el lisado de bacterias o de hongos.

 Ir a pirámides para bebés - Piramicunas Ir a Piramicama Ir a Bungalows y casas de campo piramidales

En síntesis, la etiología puede ser:

  1. Microorgánica: La más común, por causa de hongos, bacterias y/o virus.
  2. Funcional: Cuando se combina lo anterior con una disfunción como el tabique desviado o los pólipos.
  3. Inorgánica: Cuando interviene una gran cantidad de partículas aspiradas que la barrera de moco y cilias no han podido detener, aunque también se han dado casos (más raros) de sinusitis por aspiración de ciertos compuestos gaseosos. Los desinfectantes de azufre causan una sinusitis muy grave pero aguda, con inflamación también de las conjuntivas y de todo el aparato respiratorio, pero este tipo de sinusitis desaparece a medida que el organismo eyecta las partículas aspiradas. El tratamiento para estos casos es el lavado nasal y la aspiración artificial, que debe realizar un otorrinolaringólogo, es decir un médico especializado en vías respiratorias.

Muchas causas externas (etiología inicial) pueden concurrir en este problema, como la quimioterapia.


TRATAMIENTO DE LA SINUSITIS

En muchos casos, especialmente los agudos y no recurrentes, suelen resultar los tratamientos con antibióticos, pero cada vez se hace más difícil en general el tratamiento de la sinusitis como de cualquier enfermedad producida por bacterias, debido a que éstas desarrollan nuevas cepas a causa de los propios antibióticos usados en abundancia. Un paciente que consume antibióticos, es en realidad un fabricante de nuevas cepas de bacterias. Aquellas que pueden sobrevivir a los antibióticos conseguirán hacerse más fuertes y su contagio traerá nuevos problemas a él mismo o a otras personas. Esto no ocurre sólo con las bacterias, sino también con los hongos y virus. Atacar a los microorganismos con químicos y compuestos biológicos, pone en funcionamiento la Ley de Adaptación en beneficio de esos microbios.

En cambio, el efecto físico (no químico ni biológico) producido por la pirámide, impide la reproducción de esos microorganismos, incluso sin atentar directamente contra ellos, sino quitándoles la posibilidad de reproducirse, porque no pueden producir descomposición entrópica, es decir "putrefacción". Sin putrefacción de ninguna clase, con reordenamiento molecular que no permite la entropía de la materia ni a nivel atómico, ningún microorganismo infeccioso puede prosperar. En la sinusitis causada por agentes no biológicos, como las esporas que causan alergias, así como cuando es causada por partículas o compuestos gaseosos, el tratamiento es el lavado nasal y la aspiración artificial, que debe realizar un médico especializado en vías respiratorias. Pero para todos los casos biológicos, que son cerca del 98%, el efecto piramidal es el mejor curativo y desde ya que el mejor preventivo.
También puede tratarse con anti-pirámide en sesiones cortas de cinco minutos como máximo, con intervalos de 50 minutos y pudiendo iniciarse el ataque con diez minutos en las primeras cuatro sesiones.



VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA - Viaje Científico e Iniciático para todas las edades