LEA ESTE ARTÍCULO SI ESPERA UN DONANTE DE RIÑÓN


Piramicama = Aparato tecnológico que mejora la Salud

Hay varios casos de personas con graves problemas de riñón, desde nefritis por causas biológicas hasta litiasis operables (piedras en los riñones), que han superado completamente la dolencia usando nuestros productos. Pero expondremos sólo el más impactante para nosotros, un caso no oficializado de una paciente -ya completamente recuperada-, que sufría de problemas renales que empeoraron a tal punto que pasó dos años en tratamiento de hemodiálisis. Un familiar era en todo compatible para ser donante y A.D.S. recibió un transplante de riñón. Unos meses después estaba atosigada de medicamentos que evitan el rechazo (inmunodepresores), así que con el sistema inmunitario atrofiado, debía tomar gran cantidad de antibióticos para que no la matase una gripe o cualquier infección bacteriana por pequeña que fuese.
Sus posibilidades de vida eran muy escasas, debido al dererioro orgánico general. Los medicamentos (tanto los inmunodepresores como los antibióticos) le habían dañado el estómago, a pesar de los protectores estomacales que tomaba. El efecto de estos últimos, era contraproducente en las funciones de su "nuevo riñón", pero además estaba afectándole gravemente el hígado, para lo cual debía tomar más medicamentos. Así que un medicamento requería de otros para paliar efectos en una cadena que estaba siendo insostenible, llevándola a una D.O.M. (disfunción orgánica múltiple). Muchos de los fármacos no los cubría la seguridad social, así que también la economía de toda su familia se venía abajo.



En 2002 le colocamos una pirámide, pensando que al menos haría innecesarios los antibióticos, gracias a su efecto bacteriostático infalible. De modo que si cortábamos ese problema, no necesitaría seguir tampoco con los protectores estomacales y posiblemente bastaría con los inmunodepresores para sostenerse. El día que instalamos su Piramicama (con varios defectos estéticos, pues entonces sólo nos interesaba lo funcional), pudimos ver toda una farmacia en su armario. Más de veinte medicamentos, llevados en lista de administración sólo para una persona. Nos dio mucha pena. Le habíamos aclarado que entonces no teníamos seguridad de nada, que sólo podíamos garantizar el efecto antibacteriano, así como las reumáticas y degenerativas en las que ya teníamos muchas experiencias y todas con éxito. Pero un caso de post-operatorio de riñón injertado, era algo muy diferente. Le advertimos también que no sabíamos cómo la pirámide podía afectar a los riñones, que podría estimular su sistema inmunitario, produciendo un antagonismo con los inmunodepresores y ocasionar un rechazo fatal. Su respuesta fue contundente: "Sólo me queda probar la pirámide, porque ayer me dijo el médico que tal como estoy, mis posibilidades de vida son mínimas".

Nos pidió una reserva absoluta de su caso y quería que alguien retirara la pirámide de nuestro taller, porque no quería darnos teléfono, nombre, dirección ni ningún dato más que la descripción de su estado. Conversamos largamente mediante su teléfono en modo de "número oculto", pero tuve que convencerla de que debíamos instalar personalmente la pirámide, asegurarnos que funcionara, para bien o para mal. Accedió a darnos sólo la dirección y fuimos a su casa el día acordado. Nos pidió no llamarla para hacer seguimiento, porque no nos daría ningún dato.

 Ir a pirámides para bebés - Piramicunas Ir a Piramicama Ir a Bungalows y casas de campo piramidales

Sin embargo, dos meses después me llamó para preguntarme si era normal que sintiera dolor de riñones usando la pirámide. Los que supuestamente estaban como muertos (y que por suerte no le habían extirpado). Tras preguntarle por su estado, sólo me dijo que estaba mucho mejor, que había disminuido el consumo de antibióticos y otros fármacos, pero tenía discusiones con sus familiares por la "locura de ponerse a dormir en una pirámide". No pude saber en esa ocasión qué decían los médicos, pero le dije que posiblemente la pirámide estuviera reactivando sus riñones propios, aclarándole que era sólo una teoría y le recomendé irse a otro país a hacerse primeros análisis de orina y de sangre, lo más completos posible. Y luego de eso, ir a otra clínica, también en el extranjero, para hacerse radiografías, un chequeo general, etc. Aunque fuese costoso, sería más seguro e imparcial.

Pasados algunos meses más, me llamó para preguntarme si la pirámide podría ser útil en otro problema de un familiar, pero fue reacia a darme datos de lo suyo, así que tras una larga charla, me soltó que estaba mucho mejor, más que bien, que sus tres riñones funcionaban a la perfección y que la pirámide le había cambiado la vida, pero que temía que su caso se hiciera público. Al explicarle nuestros puntos de vista y garantizarle la más estricta e inviolable política de privacidad que veníamos aplicando y que nunca cambiará, se animó a contarme más detalles.


Piramicama Hércules, ideal para enfermedades graves

No podemos contar con su testimonio con datos y comparativas de análisis por dos razones que ella nos presentó con meridiana claridad: La primera es que teme a los médicos, porque a pesar de que "le salvaron la vida", cuando hizo algún comentario sobre las terapias alternativas y preguntarle a uno si eso de las pirámides tenía algún fundamento, notó actitudes muy hostiles, tanto hacia el tema como hacia ella misma. Su familiar no quiere en modo alguno que le devuelva su riñón y han bromeado mucho con ello, pero no quieren aparecer en las noticias como "bichos raros". La segunda cuestión es que cobra una paga del Estado que perdería si aparece como curada de su problema. Con esa paga están paliando el desastre económico causado por dos años de tratamientos y diálisis (que en parte pagaba el Estado pero no todos los gastos), análisis y terapias que no cubría la seguridad social y luego una operación de transplante que casi les deja en la calle. Pasarán muchos años, antes que esa miserable paga por incapacidad les devuelva lo gastado en una medicina tan deficiente, pero así están las cosas.

Sabemos que los transplantes de riñón (o cualquier transplante) salvan miles de vida cada año, pero también sabemos que la mayoría podrían ser evitados con sólo dormir en una pirámide correctamente construida e instalada. Una buena parte de esos transplantes se hacen mediante un mercado ilegal, pero muchas más veces, antiético en todo. Aunque no son miles los tratados con pirámides para afecciones de riñones, como en las reumáticas, las degenerativas o las infecciones bacterianas, al menos hay suficientes casos de operaciones evitadas en pacientes diagnosticados con litiasis, nefritis de etiología bacteriana y/o funcional, como para poder asegurar que no sólo se consiguen resultados positivos en muchos sentidos, sino que no hay inconveniente alguno en el caso de órganos transplantados, siendo los post-operatorios mucho más seguros. Otro caso menos espectacular, pero donde al paciente le quitaron sus riñones propios, ha dado el mismo resultado. En pocos meses desaparecieron los síntomas de rechazo y los mismos médicos le suspendieron toda la medicación. Así que a los médicos que lean esto, les recomendamos no realizar la nefrectomía, porque aunque sea sólo un caso hasta ahora, es un "uno a cero" contra la disfuncionalidad total desde el punto de vista ortodoxo (y más aún contra los criterios medico-merciantes...).

La Pirámide Perfecta anula el riesgo de infección, de modo que incluso en caso de nefritis infecciosa aguda (salvo que no se tenga ni tiempo a preparar una pirámide), la nefrectomía puede evitarse, dando posibilidad a la recuperación total de los riñones. Sería largo detallar en este artículo la acción de la pirámide como regulador homeostático general, no sólo por los efectos más directamente conocidos de la pirámide (antioxidante, bacteriostática, antilitiásica, etc), sino también por su capacidad -efecto de fondo- de reestructurar las moléculas y no sólo del agua. En el caso de los riñones, la homeostasis parcial (en este caso homeostasis molecular) se regula tanto directamente (por reestructuración molecular propiamente dicha), como por su incidencia reguladora en el sistema endocrino, que permite al cuerpo jugar con ventaja al optimizar las fosfatoninas -o cualquier otra molécula o compuesto molecular-, optimizando el metabolismo del fósforo...

En fin, que acabamos aquí este artículo para no entrar de lleno en lo que nos llevaría a la medicina ortomolecular y la medicina cuántica. La piramidoterapia es en este caso casi una Panacea, que primero descubrimos por lo empírico, pero luego investigamos en la física y la química, descubriendo que es, además una forma perfecta y sostenible (sin riesgo para la homeostasis integral ni parcial) de biomagnetismo o par biomagnético. Una terapia simple, libre de riesgos, que abarca infinidad de aplicaciones médicas y de otras clases, relativamente económica aunque por ahora no la subvencione la Seguridad Social en los Estados capitalistas. Los hospitales de un futuro muy cercano, o al menos sus camas, serán piramidales, pero los usuarios actuales muy raramente tendrán que estar en un hospital, salvo casos de accidente.
Órganos transplantados en relación al efecto piramidal


En Cuba, casi todos los hospitales del país utilizan pirámides sólo en su forma antipirámide (la parte de abajo) porque hacerlas de gran tamaño con el aluminio tan impuro que tienen, es riesgoso permanecer en su interior muchas horas. Las nuestras en cambio, tienen esta garantía.



VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA - Viaje Científico e Iniciático para todas las edades