LA FIBROMIALGIA TIENE CURA CON LAS PIRÁMIDES




La FIBROMIALGIA es una enfermedad que en muchos países no está reconocida oficialmente, sin embargo afecta a millones de personas que padecen dolores crónicos "inexplicables" bajo la medicina alopática del mercado, porque no consigue resolverlos con pastillas y con los analgésicos sólo consigue destruir más la funcionalidad del paciente. Cuando el medicamento llega a su tope de efectividad, el dolor permanente continúa a pesar del consumo de analgésicos. Pero aunque la medicina oficial no acierta con el tratamiento, la terapia que no ha fallado hasta ahora en ningún caso es la piramidal, ni fallará debido a que resuelve la causa principal (etiológica intermedia), es decir el factor físico inicial, que aparte coadyuva en el proceso de depuración integral, tanto en lo físico como en lo anímico. Cierto es que puede haber hipocondría asociada (posiblemente en todos los casos) pero eso no excluye de un factor físico, fisiológico y que merece tratamiento efectivo, no tanta especulación médica.


Sin duda que tiene -como la gran mayoría de las enfermedades- una base psicosomática, una causa psicológica, (etiología profunda) pero al igual que todas, merece un tratamiento físico, ya que está harto demostrado en las enfermedades escleróticas (y la fibromialgia lo es), así como en las dolencias reumáticas, que una vez detonado el proceso de psicosomatosis, aunque que se reviertan los factores que provocaron el desequilibrio de la salud, el proceso de deterioro fisiológico y funcional continúa. Explicamos el porqué de los éxitos totales en la recuperación de pacientes con fibromialgia.

Muchos etiólogos creen que se trata de una enfermedad "de etiología desconocida, de evolución compleja y variable, que provoca dolor generalizado, que en algunos casos, puede llegar a ser invalidante..." tal como la describen en muchos libros, y muchos lo consideran una forma reumática no articular. Lo paradójico es que tampoco tienen respuestas para la etiología del reumatismo, sin embargo, tenemos esas respuestas y las soluciones desde la interdisciplinaria, atendiendo a la psicología, la física del magnetismo, la aplicación de la física a la funcionalidad celular y lo que en principio fue un acierto empírico, al tratar pacientes con fibromialgia dentro de una pirámide, nos obligó como en todos los casos, a buscar las respuestas, los "porqué".


Piramicama Hércules, la pirámide más potente para curar rápidamente muchas dolencias

Ataca el sistema muscular en sus primeras fases, pero muchas veces compromete también al sistema óseo, convirtiéndose en un problema musculo-esquelético y en algunos casos lo que en principio se diagnóstica como fibromialgia, al cabo de meses o años se diagnostica como esclerosis múltiple o en casos más raros, como ELA, (esclerosis lateral amiotrófica). De modo que bien podemos suponer, con una base estadística pequeña pero suficiente en la observación de los procesos, que la fibromialgia es la antesala de la esclerosis.

Nosotros, así como los médicos cubamos, conseguimos resultado en muchísimos pacientes, sin que ninguno de los tratados haya fracasado. Es decir que aunque errásemos en la teoría del fenómeno, lo importante es que no nos equivocamos en la práctica. La primera persona en tratarse en una de nuestras pirámides, en el año 1990, fue una mujer de cincuenta años que no estaba diagnosticada con seguridad, porque sólo le vio un médico en un hospital público y certificó "dolores crónicos, de aparición variable en sistema osteo-mio-articular. Causa desconocida. Varios años de cronicidad".

No tenía dinero ni para comprar los medicamentos que le recetaron, pero las muestras de analgésicos que le dieron gratis en el hospital no le hicieron mucho efecto, aparte de dañarle el estómago. Le permitimos quedarse para usar la misma con que me había curado el reuma y un episodio de colitis ulcerosa años antes, a cambio de que ayudase a su hermana, que era nuestra ama de llaves.


Bungalow piramidal, te devuelve la salud mientras descansas en su interior

Se tuvo que aguantar -como todos nosotros- las descomposturas propias de una pirámide extremadamente potente, por depuración rápida de radicales libres (aquella no tenía un CES porque la usabamos desde hacía casi seis años y estábamos acostumbrados), pero al cabo de una semana, cuando ya no tenía descomposturas, tampoco tenía tantos dolores como antes. Un poco de ayuda psicológica por mi parte, para que encontrara la "etiología profunda", le permitió resolver conflictos psicológicos graves. Esos conflictos que son capaces de enfermar a cualquiera o de suicidarse. Así que un par de semanas después, parecía otra persona. Ya había comprobado que su enfermedad remitía, que la pirámide funcionaba como su hermana le había prometido y la resolución de sus traumas psicológicos, eran un coadyuvante importante.

No obstante el cambio operado en su psicología, los dolores no se iban del todo. Como colaboraba en el mantenimiento del laboratorio, se le pagó por su trabajo y podría haber comprado más medicamentos. Le sugerí que sólo los comprara si creía que los necesitaba, pero se abstuvo, porque ya la vida le era interesante y los dolores mucho más soportables. Continuaron remitiendo progresivamente, para desaparecer por completo al cabo de dos meses. Se quedó trabajando allí hasta final del año y no volvió a tener el menor síntoma de aquello que le afectó durante años y le hizo perder su trabajo anterior. En aquella época, en Brazil no se reconocía esto como una dolencia física invalidante (la reconoció la Organización Mundial de la Salud en 1992), sino como un problema de hipocondría y es lamentable que aún sea así en muchos países, pero ni psicólogos ni médicos consiguen resolver el problema, agravándolo aún más con los medicamentos que enmascaran temporalmente la sintomatología, para empeorar más el estado general del paciente.


ETIOLOGÍA Y TRATAMIENTO DE LA FIBROMIALGIA

La etiología general, desde el punto de vista heterodoxo para todas las enfermedades, tiene tres niveles. Psicológico, Intermedio y Efectual. El psicológico es un factor constante, pero por un universo tan variado de causas, que es muy difícil o imposible hallar un factor común a todos los casos. El Intermedio es el nivel en que la psicosomatosis ha afectado el funcionamiento de un sistema, un órgano o un conjunto de células específicas, causando la atrofia funcional. En el tercer nivel, el Efectual, existe una sucesión de causas y efectos, en su mayoría complicaciones como el oportunismo bacteriano, el empeoramiento psicológico por desesperación, la angustia ante la pérdida de las facultades que permitían una vida normal, etc, así como dentro de la propia disfunción causada por la "Etiología Intermedia", suele haber una serie de desajustes difíciles de determinar y que son particulares de cada paciente, que no ocurre en todos ni en la misma forma, ni en la misma intensidad.

La etiología de la fibromialgia tiene, como en la gran mayoría de las enfermedades, su "etiología profunda" en un hecho que consta de dos partes:

  1. Un suceso traumático o mayoritariamente, una situación indeseable, sostenida durante mucho tiempo. El trabajo no vocacional, sobre todo cuando se tiene dotes definidos para otra actividad, es un martirio cotidiano.
  2. La actitud que se adopta, la elección que en algún momento se toma, en que en vez de resolver inteligentemente la situación cambiando de trabajo, cambiando de vida, defendiendo el derecho a ser feliz, se entra en el "pobrecito de mi". Así que el subconsciente somatiza cada "ataque", como la actitud de los compañeros de trabajo, la desobediencia del hijo (o de la pareja), la pobreza económica... Cualquiera de las mil situaciones que pueden desencadenar el síndrome. Y se declara una fibromialgia porque no hay una "necesidad urgente de morir" como en el cáncer, sino una necesidad de manifestar el dolor.

Una vez que comienza el proceso, la mente ejerce su influencia autodestructiva sobre las células que producen determinados líquidos, sobre determinadas proteínas, sobre la homeostasis o sobre cualquier proceso celular u orgánico que pueda manifestar el síntoma que quiere manifestar. Esta primera causa física es la que llamamos Etiología Intermedia, porque es el primer efecto de las causas psicológicas y la primera causa de los desbarajustes fisiológicos. Subconscientemente, hay un "me están apuñalando", "me quiero morir", "esto me ha dolido" (y sigue doliendo), y en muchos casos un "digo que me duele para que me atiendan", o un "me tiene que doler para que me den de baja y me paguen por invalidez". Todo esto (la variedad de puntos del cuerpo que pueden ser afectados, como los procesos psicológicos que cada persona puede tener) hace imposible para la medicina alopática a ultranza, determinar una etiología común a todos los casos. Esa búsqueda etiológica basada en el mecanicismo, jamás tendrá resultado. Sólo conviene a los intereses de la farmacéutica. Pero lo cierto es que efectivamente, el síndrome está, la enfermedad se ha declarado y aunque en algunos casos basta hacer biodescodificación (ahora llamada bio-neuroemocionalidad) para que desaparezca el síntoma cuando es incipiente, hay un problema que resolver en el cuerpo. Creer que descubrir la causa psicológica equivale siempre y en todos los casos a resolver la enfermedad, es como creer que encontrar el clavo en la rueda repara automáticamente el neumático y que el coche puede volver de inmediato a la carrera.

Encontrar la etiología profunda garantiza que no volverá a manifestarse el problema por otro lado, con otro síndrome, o que va a detener (aunque no siempre) el proceso degenerativo consecuente al síndrome. Pero incluso para ello, el paciente tiene que hacer una Catarsis, una revisión de su personalidad, de sus intereses, de lo que va a hacer cuando se cure... Y debe comprender cómo ha sido el proceso psicológico que le llevó al desequilibrio en la salud, adoptar una actitud que no siempre deberá ser "contraria" a la anterior, pero sí "diferente".


Hasta ahí, sintéticamente hablamos de evitar que el paciente siga enfermando y es preciso hacer la corrección psicológica para que no continúe la autoagresión psicológica. Pero además debemos llevarle a continuar con la reparación de lo físico. Aquí es donde encontramos que dentro de la etiología intermedia hay una serie de mecanismos entendibles desde la física, más que desde la química y la bioquímica. Así que ni la etiología intermedia es una mera causa simple, sino un concatenación de fenómenos que explicaremos del modo más simple y claro posible.

Todos nuestros productos están garantizados en sus efectos sobre la salud

En cualquier caso avanzado o con cierta cronicidad, hay ya una "etiología intermedia" materializada y se encuentra en lo profundo de la citología, o en el sistema nervioso, o en las células que elaboran los líquidos sinoviales (en el caso del reuma) o el equilibrio cuantitativo y cualitativo de la dopamina (problema muy habitual en la fibromialgia) así como muchos otros compuestos que pueden ser adulterados en su estructura molecular por efecto de la mente, en especial sobre los sistemas nervioso y endocrino. De modo que si queremos corregir esas causas, tenemos que conocerla en su propia dimensión física. No podemos arreglar un pinchazo en un neumático mejorando el aceite, poniendo mejor gasolina o limpiando los cristales, pero la medicina alopática emplea un criterio similar al tratar de arreglar cosas como la distorsión molecular, a fuerza de fármacos. En realidad ni lo intenta, pues los directivos de los laboratorios están por la labor de ganar dinero, no de curar a la gente. Saber esto sólo nos ayuda a enfocar las cosas sin el falso "principio de autoridad" que se le adjudica a la medicina del mercado.

Lo que realmente elimina la etiología profunda, y por lo tanto cura la enfermedad, es la corrección de los factores físicos primarios, que no son químicos en la fibromialgia ni en casi ninguna dolencia. Se trata, por orden de incidencia, de:

  1. Factores magnéticos a escala cuántica, atómica y molecular, que determinan el funcionamiento a nivel celular y orgánico. Uno de esos factores, quizá el más importante aunque no el único, se llama Par Biomagnético. Siempre que hay un desequilibrio orgánico, hay un desequilibrio magnético en el cuerpo, que puede ser local o integral, o bien integral con preeminencia en algunos puntos locales. En la fibromialgia, esto es integral pero con una localización variable de los puntos de mayor desequilibrio magnético.
  2. El segundo factor se llama pH, es decir el equilibrio entre acidez y alcalinidad, que se mide en una tabla del 0 al 14, siendo 7 el valor neutro. Pero téngase en cuenta que la piel humana tiene acidez 5,5 pH, mientras que muchos órganos internos necesitan más o menos de siete en un momento dado, otros tienen que tener un valor permanente. Por ejemplo, el interior del estómago debe tener muy diversa acidez, dependiendo de las funciones que realiza en un momento dado. Una alcalinidad de 5,5 mantenida después de una comida, equivale a una indigestión, mientras que una acidez mantenida de 1 una vez realizada la primera fase digestiva, equivale a vomitar ácido y casi siempre un riesgo de úlcera de estómago... Para saber más sobre alcalinidad y acidez, esta excelente página web.
  3. Frecuencias vibratorias. Si el cuerpo se mantiene en un rango de oscilación atómica general cercano a 440 Hz, es muy difícil que pueda desequilibrarse y si está desequilibrado, puede recuperarse buena parte de la homeostasis (general y celular) por inducción de esta frecuencia.

Estos tres puntos valen para todos los organismos superiores. Sucede que los virus, no pueden vivir en un medio con esas oscilaciones atómicas. Necesitan una frecuencia discordante (y lo más lejana posible a los 440 Hz) para aprovecharse de la debilidad que dichas frecuencias causan a las células. En el caso de la fibromialgia no suele haber oportunismo virósico o bacteriano, pero si lo hay en muchas secuelas cuando este problema no se atiende debidamente.

Con las pirámides (uso de pirámides para dormir) realizamos un pareo magnético a escala general, que aunque use sólo 0,5 Gauss, es decir la intensidad del campo magnético terrestre, basta para producir un reequilibrio del Par Biomagnético generalizado, que por ser lento y dentro del rango natural, no tiene los riesgos de la terapia de par magnético que se usa en muchos hospitales y clínicas del mundo. Estos aparatos se irán reemplazando progresivamente por camas piramidales.

El segundo factor, el del pH, no lo arregla la pirámide tan rápidamente, aunque contribuye a ello por mecanismos más largos de explicar (no queremos un libro de química en este breve artículo). Pero no es un tema muy directamente ligado al síndrome de fibromialgia.

El tercer factor, el de los 440 Hz, también lo arregla la pirámide y de un modo espectacular cuando los materiales son los adecuados, como los materiales que usamos para fabricar las pirámides y los accesorios que les colocamos, generando un campo magnético con una resonancia en 440 Hz, aparte de todos los demás beneficios de las pirámides bien construidas. Si estudia con cierta profundidad el efecto piramidal, ya no le sonará tan "raro" que se cure la fibromialgia en semanas o como mucho en meses. Ver más sobre funcionamiento de las pirámides en este Manual Básico.

Para el tratamiento de la fibromialgia suele ser suficiente una Piramicama normal, es decir el modelo estándar, que es estructural y no cerrada, pero igual recomendamos el modelo Hércules, unas cuatro veces más potente (la potencia la medimos en función del tiempo en conseguir los efectos deseados).


VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA - Viaje Científico e Iniciático para todas las edades


PRODUCTOS PIRAMIDALES

Algunos de nuestros productos piramidales.


 Ir a pirámides para bebés - Piramicunas Ir a Piramicama Ir a Piramicama Hércules